Se pronostica una crisis geopolítica en 2018

México

Se pronostica una crisis geopolítica en 2018

Se pronostica una crisis geopolítica en 2018. La consultora de riesgo, Eurasia Group publicó su perspectiva anual el pasado 2 de enero; en la cual describe desafíos desalentadores en el escenario global, y México ocupa un lugar en la lista de problemáticas alarmantes. En su análisis, “The Top Risk Facing the World in 2018”, la consultora considera que el escenario de riesgo previsto para este año es equivalente con el colapso económico de 2008.

De acuerdo con Euroasia Group, el primer gran riesgo y generador de mayor incertidumbre es la perdida de influencia global de Estados Unidos. El vacío de liderazgo mundial generado por las políticas proteccionistas impulsadas por el gobierno de Trump es aprovechado, en varios sentidos, por China. La consolidación exitosa del presidente chino, Xi Jinping, está llenando la brecha creada por el alejamiento del EE.UU. del multilateralismo, en áreas como comercio, inversión, tecnología y valores.

El terrorismo, así como la tensión en Corea del Norte, Siria y Rusia son situaciones de conflicto consideradas como el segundo riesgo. La falta de un actor que garantice la seguridad global puede generar malinterpretaciones que culminen en un aumento de conflictos bélicos. En este contexto, el tercer riesgo es la llamada “guerra fría global de la tecnología”, en la cual, las innovaciones tecnológicas juegan un papel fundamental en las tensiones geopolíticas.

En el cuarto lugar del listado está México. La consultora no considera claro el futuro de la economía mexicana, derivado de la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y por la celebración de las próximas elecciones presidenciales. La posibilidad que un gobierno populista llegue a Los Pinos provocará inestabilidad en los mercados conforme se acerque la fecha para realizar los comicios.

La relación de EE.UU. e Irán es el quinto factor, tanto por su importancia política, como para los mercados, debido a las implicaciones de la tensión en el sector energético mundial. Aunado a lo anterior, el sexto riesgo es la falta de legitimidad de las instituciones políticas, partidos políticos, y financieras, organismos de nivel mundial. Ya no existen instituciones que cuenten con la credibilidad suficiente para canalizar las demandas de las sociedades del mundo.

El séptimo riesgo es el proteccionismo basado en movimientos antisistema en el desarrollo actual de los mercados. El triunfo de estos movimientos, como el Brexit o la victoria de Trump, proyectan un enfoque de suma cero en la competencia económica entre las naciones. El resultado es el aumento de barreras a la producción industrial, así como el desarrollo de barreras digitales. Un claro ejemplo es la reforma fiscal aprobada en EE.UU.

El Brexit, las políticas étnicas en Asia y la seguridad de África finalizan la lista. En palabras del presidente y fundador de la consultora, Ian Bremmer, “la escala de los desafíos políticos del mundo es desalentadora”.

Dejar respuesta