Ruben Ramírez fue el décimo mexicano ejecutado en Texas 

Ruben Ramírez

Ruben Ramírez fue el décimo mexicano ejecutado en Texas 

La noche de este miércoles el reo mexicano Rubén Ramírez Cárdenas fue ejecutado por las autoridades mediante la inyección letal en la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, Texas.

De acuerdo con un reporte de AP, la ejecución ocurrió alrededor de las  22:26 h de este miércoles, cabe recalcar que la ejecución fue suspendida pero sólo por unas horas.

De acuerdo con Jason Clarck, vocero del Departamento de Justicia Criminal del estado, las autoridades texanas tomaron la decisión de aguardar el fallo del máximo tribunal, por lo que no procedió a las 18:00 hrs. local, como estaba estipulado.

La defensa de Ramírez Cárdenas presentó dos apelaciones ante la Suprema Corte, en uno de los últimos recursos legales que pudieron haberle salvado la vida.

No obstante, la corte negó este jueves las apelaciones que la defensa del mexicano Rubén Ramirez Cárdenas había presentado momentos antes de su ejecución. Con esto, también negó la suspensión de la pena de muerte.

No obstante, la corte se pronunció antes de la medianoche, por lo que su ejecución se produjo en el día estipulado; de no haberse cumplido, su aplicación habría tenido que posponerse semanas o hasta meses.

En una carta dejada por Ramírez Cárdenas, agradeció a a su familia por estar con él hasta los últimos momentos. También, agradeció a sus tres abogados por todo el “trabajo duro que hicieron para ayudarme”.

Además, dio las gracias al consulado mexicano por la ayuda ofrecida, así como todos los gobiernos que también le dieron apoyo.

Finalmente, subrayó que “no voy ni podré disculparme por el crimen de alguien más, pero volveré por justicia ¡Pueden contar con ello!”, declarándose inocente.

La madre, hermanos e hijos del mexicano Rubén Ramírez Cardenas se despidieron del reo condenado a muerte este miércoles en una visita de cuatro horas.

A lo largo de los últimos tres días diferentes miembros de la familia de Ramírez Cardenas acudieron a visitar al reo en la Unidad Carcelaria Polunsky, en visitas que se prolongaron hasta por ocho horas.

El subsecretario para América del Norte, Carlos Manuel Sada Solana, señaló que el proceso de muerte que enfrentó el mexicano Rubén Cárdenas Ramírez en el estado de Texas fue ilegal, ya que no se respetó el derecho del detenido a poder avisar de su situación al consulado respectivo.

Por su parte, la Senadora Marcela Guerra Castillo envió una carta al gobernador de Texas, Greg Abbott, en la que a nombre del Senado Mexicano solicitó la revisión de las pruebas que hubiesen podido demostrar la inocencia del mexicano.

Rubén Ramírez, de 47 años, se convirtió en el décimo mexicano ejecutado en Texas desde que este país restauró la aplicación de la pena de muerte en 1976.

Ramírez Cárdenas, era originario del estado de Guanajuato, fue declarado culpable y sentenciado en julio de 1998 a la pena capital por la violación y muerte de su prima Mayra Laguna, de 16 años, el 22 de febrero de 1997 en Edinburg, Texas.

“Yo no planeé hacer eso, pero estaba drogado con cocaína”, dijo a las autoridades el sentenciado, y agregó que después que él la golpeó en el cuello, la joven comenzó a toser sangre y tener problemas para respirar y tras no conseguir resucitarla, la ató y “la dejó rodar a un canal”.

El amigo que iba con él, José Antonio López Castillo, hoy de 45 años, fue sentenciado a 25 años de prisión por secuestro agravado.

 

Dejar respuesta