Reacomodo en el Sistema de Partidos mexicano

Frida Kahlo, el dolor convertido en arte

Marco A. Bernal

El conteo del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) referentes a los comicios del 1 de julio figuran un cambio profundo en el Sistema de Partidos mexicano. En esta elección, la ciudadanía votó en cascada por los partidos grandes y no diferenció su elección entre dos o tres partidos. Lo anterior tiene implicaciones en la competitividad de los partidos pequeños, y en consecuencia generará un reacomodo en el sistema pluripartidista del país.

El voto en cascada por los partidos de la Revolución Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pone en riesgo el registro nacional de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Nacional (PES). Estos últimos cinco partidos, de acuerdo a Ley General de Partidos Políticos vigente en México y la información del PREP, podrían perder su registro por estar debajo del umbral del 3% de votación en las elecciones para diputados, senadores y, en especial, presidente.

En este contexto, es pertinente hacer unas puntualizaciones respecto al Sistema de Partidos mexicano. A partir de las reformas político-electorales que iniciaron en la década de los 70 se ha desarrollado un sistema pluripartidista con un alto grado de competencia. De acuerdo con Giovanni Sartori, investigador italiano en el campo de la ciencia política, la competencia hace referencia a las reglas del juego electoral. En este sentido, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y la Ley General de Partidos Políticos otorgan la misma oportunidad de participación a las instituciones con larga trayectoria y a las nuevas, como en el caso de Morena.

La perdida del registro nacional de los cinco partidos mencionados se debe a la poca competitividad que registraron en la pasada jornada electoral. De acuerdo con Sartori, la competitividad hace referencia a la convocatoria electoral de los partidos, su definición ideológica, sus planteamiento programáticos, su difusión, así como la presencia y popularidad de sus dirigentes y candidatos. En el caso de los resultados preliminares del pasado 1 de julio, la particiación electoral en coalición y el voto en cascada debilitó la competitividad de los partidos que ahora están riesgo.

Si los resultados oficiales del 8 julio, coinciden con el PREP, que históricamente no tienen grandes variantes, sólo quedarían cuatro de los nueve partidos que actualmente cuentan con registro nacional; de los cuáles tres conglomeran la mayoría de simpatizantes. De suceder lo anterior, el sistema pluripartidista actual se reduciría, en la práctica, en un sistema tripartito. Lo que cambia el panorama político federal al reducir los mecanismos de participación y representación.

 

Dejar respuesta