PARA ELEGIR AL CANDIDATO DEL PRI

A TROMPICONES, PERO EL FRENTE AVANZA

PARA ELEGIR AL CANDIDATO DEL PRI

En los desayunaderos políticos se barajan ya varios cambios en torno a quien creen será el próximo candidato presidencial del PRI.

Buena parte de los comentarios que giran en torno a la actitud de Enrique Peña Nieto hacia su posible sucesor, describen al Presidente como alguien que está disfrutando el juego de “el tapado”.

Otros, suman un adjetivo: “jactancioso” (adjetivo que remite a algo presuntuoso o arrogante, según el diccionario).

Pero la idea no va en el sentido de reprochar a Peña su aire, sino a “interpretar” la señal que tal acción implica.

¿Y cuál es? Según los priistas con los que hemos platicado del tema, la “jactancia” del mexiquense no sólo es la manera como está “jugando con la sucesión”, sino que lleva también un mensaje:

“Es algo semejante al ‘no se hagan bolas’ de Carlos Salinas de Gortari. Una manera de decir: ‘Yo decido’ y ‘todos quietos…, no se muevan. Yo llevo las riendas’”.

En las mesas políticas y en los desayunaderos hoy en día, no sólo se “se leen” con lupa los dichos y las actitudes del Presidente (como si todavía el candidato del PRI tuviera todas la de ganar), sino que ponen sobre la mesa las ponderaciones que ha de hacer Peña para elegir al candidato del PRI.

Enumeran algunas de las que consideran más importantes para ese “alguien”:

1.-Que pueda ganar a los adversarios.

2.-Que le dé garantías (al Presidente) de que su proyecto puede continuar.

3.-Que mantenga la unidad al interior del partido y atraiga a la vez a la sociedad.

4.-Que sea aceptado por la comunidad internacional y de confianza a las grandes inversiones.

¿Tienen ya el nombre? Puestos los considerandos así de simples, no parece difícil adivinar.

-0-

QUINIELA SUCESORIA.- El juego de la sucesión priista no se constriñe a la especulación del posible candidato. Se juegan también otros movimientos en tablero político.

Como si se tratara de una “sopa” de dominó, revuelven las fichas y luego reparten.

Aquí les va una de esas jugadas –bajo el efecto del “factor Videgaray”- que se repite con insistencia: Miguel Osorio Chong al PRI, Enrique Ochoa a Pemex, José Antonio González a Hacienda, José Antonio Meade para la Grande.

¿Qué tan posible es? ¡A saber! Pero de que está como favorita en las quinielas, que no les quepa duda.

-0-

MALOS SALARIOS Y EMPLEOS DE MALA CALIDAD.- Según el Índice de Mejores Empleos presentado por el Banco Interamericano de Desarrollo, nuestro país queda mucho a deber.

Los empleos de los mexicanos están entre los de más baja calidad y con menor pago en América Latina (lugar décimo cuarto de dieciocho), apenas por encima de Guatemala, Honduras, El salvador y Nicaragua.

-0-

GEMAS: Obsequio del físico Stephen Hawking: En unos 600 años, la Tierra se convertirá en una “bola de fuego”. La humanidad debe de buscar la manera de huir al Sistema Solar más cercano, Alpha Centauri.

Dejar respuesta