Naufragio en lago ruso deja un saldo de 14 niños muertos

Naufragio en lago ruso deja un saldo de 14 niños muertos

Naufragio en lago ruso deja un saldo de 14 niños muertos

Un total de catorce niños murieron ahogados, luego de que sus botes se hundieran durante una tormenta en un lago en la región noroccidental rusa de Karelia,  las autoridades detuvieron a cuatro personas que organizaron el paseo pese a alertas de ciclón, dijeron funcionarios el domingo.

El sábado 18 de junio en Syamozero, varios botes con niños a bordo, se voltearon en una tormenta, 120 kilómetros (75 millas) al este de la frontera con Finlandia, dijo Vladimir Markin, portavoz de la principal agencia investigativa estatal.

Un vocero informó que de los 47 niños y cuatro instructores adultos en los botes, 14 niños murieron.

Inicialmente se manejaba la información de que uno de los muertos era un instructor. Sin embargo, posteriormente se dijo que la información ya revisada fue entregada después de que los investigadores identificaron a las víctimas.

Markin indicó que cuatro personas habían sido arrestadas bajo sospecha de violar reglas de seguridad: dos instructores, además del director y el subdirector de un hotel donde se alojaban y que al parecer organizó el paseo.

Los niños en la excursión provenían de Moscú y el alcalde capitalino Serguei Sobyanin ofreció sus condolencias.

Reiteradas advertencias sobre la proximidad de un ciclón del Atlántico habían sido emitidas días antes de la tormenta, aconsejando a la gente no salir en bote en el lago, que es uno de los destinos de vacaciones favoritos en la región, dijo Alexei Gavrilov, legislador regional de Karelia, en el canal Rossiya 24.

“No tenían derecho a salir en bote”, dijo.

Vladimir Kucherenko, director de una compañía local de turismo, informó que la mayoría de los niños al parecer murieron de hipotermia, ya que las temperaturas del agua en el lago oscilaban entre los 8 y los 10 grados Celsius (46-50 Fahrenheit).  Agregó que fuertes vientos reinantes pudieron haber sido la causa para que los botes terminaran lago adentro, lo que habría dificultado que los niños nadaran a tierra.

Dejar respuesta