Leo Messi bendice la llegada de Griezmann al Barça

Messi

Leo Messi habla poco, pero cuando lo hace habla muy claro. El pasado domingo, tras el último partido y la celebración del doblete, el argentino atendió al periodista de RAC1 Gerard Romero cuando volvía al vestuario junto a Luis Suárez y los hijos de ambos.

Cuestionado por si le gusta Antoine Griezmann, Messi respondió con sinceridad absoluta: “Gustar es obvio que me gusta, es uno de los mejores ahora mismo. No sé si hay algo, pero nosotros estamos encantados de que vengan los mejores y Griezmann es uno de los mejores”. De esta forma, Leo Messi bendijo la llegada del delantero del Atlético de Madrid y dejó muy clara su opinión al respecto.

La sentencia de Messi sobre Griezmann se suma a la que hizo Luis Suárez recientemente, los dos cracks del Barça reciben con los brazos abiertos al delantero francés, con el que el uruguayo mantiene una buena relación gracias a la amistad que ha trabado con su compatriota Diego Godín. De ahí que Griezmann sepa perfectamente lo que piensan Messi y Suárez sobre su posible desembarco en el Camp Nou.

Pese a todo el ruido mediático en torno a Griezmann, el Barça mantiene la calma y no tiene previsto hacer ningún movimiento hasta el 1 de julio, cuando la cláusula del delantero pasará a ser de 100 millones de euros. Si el Atlético accediese a negociar antes por una cifra similar, el club azulgrana querría anunciar el fichaje antes del Mundial, pero ahora mismo parece poco probable que los colchoneros acepten cualquier tipo de trato.

Aunque en el vestuario del Atlético confían en que Griezmann finalmente decida quedarse en el Wanda, en el área técnica del Barça se muestran convencidos de que el delantero acabará vestido de azulgrana, ya que consideran que movieron ficha con mucha antelación y hace meses que lo tienen controlado.

Y si realmente los cánticos de la afición han hecho dudar a Griezmann sobre la conveniencia de quedarse en el Atlético de Madrid, las palabras de Messi apostando públicamente por él pueden decantar la balanza de nuevo.

Aunque la intención del delantero era dejar cerrado el tema de su futuro antes de centrarse en el Mundial con la selección francesa, el hecho de que hasta el 1 de julio la cláusula no pasa de 200 a 100 millones puede retrasar hasta después del campeonato cualquier tipo de anuncio.

Dejar respuesta