La única superluna de 2017 se podrá ver este fin de semana

La única superluna de 2017 se podrá ver este fin de semana

La única superluna de 2017 se podrá ver este fin de semana

El domingo por la noche, se espera que se produzca la primera, y última, superluna del año.

Las previsiones indican que supondrá una magnífica oportunidad para contemplar el satélite de la Tierra en todo su esplendor.

Astrónomos y aficionados de todo el mundo ya se preparan para hacerlo. De acuerdo con el portal especializado Space.com, las superlunas se dan cuando una luna llena coincide con el llamado perigeo lunar, el punto en el que la órbita del satélite se sitúa más cerca de la Tierra.

La órbita lunar no es circular sino ligeramente elíptica, lo que da lugar a que haya fases en las que se acerca más de lo usual a nuestro planeta. Y otras en las que se aleja.

Durante el perigeo del pasado mayo, la Luna se acercó a unos 357.000 kilómetros de la Tierra, unos 26.000 menos de lo habitual.

Se espera que la luna llena de diciembre luzca un 14% más grande y un 30% más brillante de lo habitual.

Tom Kerss, astrónomo del Observatorio Real de Greenwich, en Reino Unido, le dijo a la agencia Press Association que el momento exacto de la luna llena, cuando la Luna se sitúe justo a la misma altura que el sol en el cielo, será a las 15.47 GMT.

Se conoce con el término de “luna fría” a la primera luna llena del mes de diciembre.

Según el científico, “la luna fría de este año estará más cerca de nosotros de lo habitual, lo bastante como para que se la califique como una superluna de acuerdo con la definición generalmente aceptada”.

En noviembre del año pasado, la Luna alcanzó la distancia más cercana a la Tierra desde 1948, lo que dio lugar a una superluna histórica, pero la de este año también promete un gran espectáculo en el cielo.

Cuando hay superluna, el astro se muestra un 14% más grande y un 30% más brillante de lo normal.

Los aficionados están de suerte. Los científicos aseguran que esto volverá a ocurrir otras dos veces en enero de 2018.

Para la observación de un fenómeno de estas características, el dónde y el cuándo son fundamentales.

Lo primero, por supuesto, es desplazarse a un lugar abierto y apacible, alejado de las grandes ciudades y de la iluminación artificial muy potente.

Al igual que cualquier luna llena, el cuerpo celeste se ve más grande y extraordinariamente brillante si se observa cuando aparece en el horizonte.

“La Luna alcanzará su punto más alto sobre el horizonte más o menos a medianoche. Es entonces cuando, si el tiempo lo permite, aparecerá más clara y brillante”, indica Kerss.

Pero la recomendación de los astrónomos es observar el cielo justo después de la puesta del sol o minutos antes del amanecer del lunes.

De todos modos, la Luna tendrá durante toda la noche un aspecto más grande y brillante que de costumbre.

La superluna se contemplará con más claridad en las zonas donde los cielos estén despejados. Las nubes dificultarán la visión e incluso pueden impedirla.

No en todos los lugares del mundo podrán observarse simultáneamente el Sol y la Luna, para poder verlos a ambos a la vez habrá que estar al sur del Ecuador.

Dejar respuesta