Finanzas Públicas en la transición

Finanzas Públicas en la transición

Pentagrama.

Luis M. Cruz.

1 La SHCP ha iniciado el procedimiento de restricción del gasto público de cara a la entrega-recepción del Gobierno Federal. La Administración Pública está paralizada, se ha ordenado el cierre de contrataciones el 16 de julio y el de licitaciones el 31 del mismo mes. Sólo se cubrirá lo indispensable.

Asimismo, en el análisis mensual de las finanzas públicas, al mes de junio existe un déficit de 230 mil millones de pesos y se padece el incremento en las tasas de interés, pues el financiamiento de los requerimientos financieros del sector público se ha encarecido por lo menos al 7.5% de la tasa de referencia del Banco de México, que es la tasa de Cetes. El gasto neto presupuestario se habría incrementado en 5%.

2 Por otra parte, el saldo histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público se ubicó en 10.427 billones de pesos, que se corresponde con el saldo neto de la deuda del sector público federal, ubicado en 10.578 billones de pesos. Esta deuda pública es la que se señala como la que es históricamente la más alta, que fue duplicada por la administración Peña Nieto, y que equivale a 557 mil millones de dólares aproximadamente, más de tres veces el monto total de las reservas internacionales del Banxico, estimadas en unos 170 mil millones de dólares.

3 La relevancia de este monto de endeudamiento público total es la cantidad que se requiere para financiarla, que en el presupuesto de Egresos se estima en 600 mil millones de pesos anuales.

En lo que se refiere a las expectativas oficiales de crecimiento, dado el menoscabo de las percepciones de riesgo, con una transición que se ha considerado en los mercados como “de terciopelo”, prácticamente pactada, el pronóstico se ha mantenido en 2.7% anual para este 2018 (no obstante las negociaciones del TLCAN, las exportaciones se han incrementado), si bien la inflación ha repuntado, estimándose que podría cerrar en 4.25% anual.

La tasa de referencia del Banco de México se estima que cierre el año en 7.75%, si bien se teme que el banco central no logrará despegarse del plan de normalización de la FED, que aún podría incrementar sus tasas en dos ocasiones más este año, dado el sólido comportamiento que está teniendo la economía norteamericana, creciendo a un sorprendente 4% debido al mayor consumo interno no obstante la guerra comercial en curso y el fortalecimiento/encarecimiento del dólar.

4 Para 2019, primer año de la administración Amlo, si las cosas siguieran “de terciopelo”, se espera un crecimiento de 2.3% anual, algo menor al estimado inicial de 2.5%, en tanto que le tipo de cambio estaría en 19 pesos por dólar.

5 Es precisamente en ese entorno “de terciopelo” en que se ha estado dando la transición de gobierno, que se registra el encuentro entre el candidato vencedor y el candidato del gobierno, el ciudadano Meade alimentando toda las suspicacias sobre una suerte de pacto de transición y de gobernabilidad inminente.

 

Dejar respuesta