Especialistas: “Tatuajes sí tienen consecuencias negativas para la salud”

Especialistas:

Especialistas: “Tatuajes sí tienen consecuencias negativas para la salud”

Las autoridades sanitarias señalaban en un principio que realizarse un tatuaje no supone un riesgo siempre y cuando el lugar elegido cuente con las medidas higiénicas oportunas y cuide la calidad de los materiales y las tintas.

Sin embargo, un nuevo estudio que ha llevado a cabo un equipo de científicos alemanes y holandeses señala que los tatuajes sí pueden tener consecuencias negativas para la salud y afectar al sistema inmunológico.

La Comisión Europea publicó a inicios de año un informe en el que advertía que algunos componentes de la tinta para tatuar suponen un riesgo para la salud, dado que no han sido creado para ser inyectados en el organismo de las personas. De acuerdo con este documento, tan solo el 30 por ciento de los colorantes que se emplean en las tintas están autorizados para su uso en productos cosméticos. Además, también destacaba que estas pinturas tienen más de 100 colorantes y aditivos que pueden llegar a ser tóxicos.

El nuevo trabajo, publicado en la revista Scientific Reports, ha trabajando más a fondo en las cuestiones planteadas por la Comisión Europea en su informe. El estudio revela que los pigmentos que componen la tinta de los tatuajes viajan dentro del cuerpo en forma de micro y nanopartículas, alcanzando los ganglios linfáticos del sistema inmunológico.

La mayoría de las tintas para tatuajes contienen pigmentos orgánicos, pero también conservantes y contaminantes como níquel, cromo, manganeso o cobalto. Además del negro de carbono, el segundo ingrediente más usado es el dióxido de titanio (TiO2, un pigmento blanco que se mezcla con colorantes para crear matices en el dibujo. Esta sustancia produce efectos secundarios, como un retraso en la cicatrización, así como inflamación de la piel y picazón.

“Ya sabíamos que los pigmentos de los tatuajes viajan a los ganglios linfáticos debido a la evidencia visual: los ganglios se tiñen con el color del tatuaje”, explica Bernhard Hesse, uno de los primeros autores del estudio. “Es la respuesta del cuerpo para limpiar el área tatuada. Lo que no sabemos es que lo hacen en una forma nano, lo que implica que no pueden tener el mismo comportamiento que las partículas en un nivel micro. Y ese es el problema: no sabemos cómo reaccionan las nanopartículas”.

Los tatuajes te hacen sudar menos, y eso es muy malo.
Las pruebas que ha llevado a cabo el equipo determinan que tanto la migración como el depósito a largo plazo de elementos tóxicos y pigmentos del tatuaje puede conducir a la ampliación crónica de los ganglios linfáticos, así como a la alteración conformacional de biomoléculas ligadas a las adversidades cutáneas de tatuarse.

Dejar respuesta