El sismo causó estragos en los estados más pobres de México

Sismo

El sismo causó estragos en los estados más pobres de México

El sismo que se presento el 7 de septiembre, con epicentro en Chiapas ha sido el más fuerte en los últimos 100 años, aún por encima del terremoto de 1985.

Causó grandes estragos en los estados más pobres de México y trajo destrucción también en Guatemala. Estados como Oaxaca, Chiapas y Tabasco se cuentan entre los primeros diez lugares con un alto índice de pobreza en la población, según datos del reporte de Medición de la Pobreza 2010-2016, que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) lleva a cabo.

Han pasado ya cinco días del sismo que azotó a México con una escala de 8.2 grados Richter (el más alto en la historia del país). La cifra de muertos por el terremoto ha aumentado a 96 personas.

Muchas otras habitan albergues o directamente se quedaron en la calle, producto de que numerosas casas colapsaron o quedaron muy dañadas tras el sismo. Se calcula que son más de 2 millones y medios de damnificados por el terremoto.

Son cientos las casas, las escuelas y los hospitales las edificaciones con graves afectaciones a sus estructuras por el fuerte sismo.

Oaxaca, con el 77.1% de su población en situación de pobreza, es el estado más castigado donde hasta el momento los muertos ascienden al menos a 71 personas y la afectación de unos 800 mil habitantes.

Según reportes preliminares, los daños en infraestructura asciende 324 escuelas con 42 daños totales. Juchitán de Zaragoza, Unión Hidalgo e Ixtaltepec, se encuentran entre los municipios más afectados.

El estado de Chiapas, con un 70% de su poblacion en situacion de pobreza, fue el estado donde se localizó el epicentro del terremoto y presentó daños al menos de 40 mil viviendas, al mismo tiempo que el número de muertos alcanza las 16 de personas.

Entre los municipios más afectados de este estado se encuentran Tonalá, Cintalapa, Parral, Venustiano Carranza y Pijijiapan.

Los pobladores de estas entidades no sólo sufren los estragos de la magnitud del sismo, sino que la pobreza y las precarias condiciones en las que han vivido desde hace décadas se constituyen como un preludio de este gran desastre.

 

Dejar respuesta