DE TAPADOS A ENSARAPADOS

Traidores

DE TAPADOS A ENSARAPADOS

Los senadores priistas se la pasaron ayer jugando al “ensarapado”, luego de que los balconearon con una consulta sobre su candidato favorito.

Deberían haber visto a los senadores priistas ayer: ¡Ya no hallaban dónde esconderse!

Los periodistas cazándolos y correteándolos por oficinas, patios y pasillos; y los legisladores tricolores escondiéndose, huyendo o jugando al ensarapado.

El corredero de los senadores del PRI se debía a la revelación que hizo Reforma de una reunión de la bancada encabezada por Emilio Gamboa, en la que todos y cada uno “votaron” por su candidato presidencial para el 2018.

Lo interesante de esta historia narrada por la reportera Claudia Salazar era no sólo la realización del “ejercicio” de consulta, sino los nombres que aparecían en la boleta simulada para elegir entre ellos: José Antonio Meade, Miguel Osorio Chong, José Narro y Aurelio Nuño.

Y algo aún más sorprendente: Que fue el propio Presidente Enrique Peña Nieto quien le pidió a Gamboa hacer la consulta en su grupo parlamentario.

Bueno, pues esto es lo que traía de cabeza a los priistas: El tema del “Tapado”.

Apurados, entre prisas, ninguno negaba el hecho, pero le sacaban la vuelta como podían.

De entre los meros-meros de la burbuja, el senador Enrique Burgos se mostraba “salvado” del asunto porque él no pudo elegir, ni opinar sobre los candidatos porque antier (cuando se llevó a cabo la consulta) tuvo que estar en San Lázaro.

-Yo no voté-, diría con una amplia sonrisa.

El senador Miguel Romo, en cambio, le haría al “ensarapado” clásico de los tiempos del PRI dinosáurico: faltaría a su palabra y terminaría escondiéndose.

Gamboa…, ¡ni se asomó!

Ah, pero Aarón Pozos Lanz algo más comentaría al respecto. Eso sí, en un tono tan cantinflesco que terminó por enredar lo poco que se sabía.

Pero intentemos desenredar algo de lo que apuntó el campechano y de lo que se dijo bajo la cobija:

-Que Emilio les entregó dos papeletas. Una con los nombres de “los cuatro fantásticos” ya mencionados para que eligiera a su favorito de entre ellos; y otra hoja en blanco para que pusiera otro nombre si así lo deseaban y alguna opinión al respecto.

-Cada quien rellenó al gusto las papeletas y las entregó a su coordinador en sobre cerrado, sin firma, ni nombre que pudiera identificar al autor.

-Por las conversaciones que hemos sostenido en distintos momentos con senadores priistas, sus preferencias a la fecha se dividen entre dos de los suspirantes: Narro y Meade.

-En la Cámara de Diputados, César Camacho no ha realizado una consulta así en su grupo parlamentario.

Contada todo lo anterior, valga preguntar a los priistas: ¿Por qué esconden el ejercicio? ¿Por qué juegan al ensarapado?

-0-

GEMAS: Obsequio de Dante Delgado: “Si él (Andrés Manuel López Obrador) os hubiera hecho caso, a los que oportunamente le dijimos que tenía que dar un golpe de timón en la conducción del trabajo, hoy ya sería ex presidente de la República. Sin embargo, nadie puede cambiar después de los 50 años.”

[email protected]

@marthaanaya

Dejar respuesta