¿Sabías qué?… Tras la victoria de los Browns regalaron cerveza 

Browns

Por primera vez en 635 días, los Browns de Cleveland encontraron una forma de ganar. El novato Baker Mayfield les enseñó cómo hacerlo.

El quarterback, primera selección general del draft, reemplazó al lesionado titular Tyrod Taylor y encendió la chispa ofensiva de los Browns, que derrotaron el jueves 21-17 a los Jets de Nueva York.

Carlos Hyde aportó dos anotaciones mediante acarreos de una yarda, y Cleveland se impuso por primera vez desde la Nochebuena de 2016.

Así, quedó conjurada una maldición de 19 partidos sin victoria, la segunda peor desde que la NFL y la AFL se fusionaron en 1970.

Los Browns (1-1-1) perdían por 14-0 en la primera mitad antes de que Mayfield ingresara en el lugar de Taylor y guiara cuatro series que redituaron puntos. El joven mariscal de campo se llevó así el triunfo en un imprevisto duelo con otro quarterback novato, Sam Darnold.

Cleveland se abstuvo de reclutar a Darnold en el draft y prefirió a Mayfield, procedente de Oklahoma y ganador del Trofeo Heisman.

Mayfield finalizó con 17 completos en 23 envíos, para 201 yardas en poco más de medio partido, luego que Taylor abandonó el terreno por una conmoción cerebral.

Darnold tuvo una última oportunidad, pero Terrence Mitchell le interceptó un pase con 11 segundos por jugarse.

CLICK AQUÍ

Dejar respuesta