Autoridades de Río Grande City reflexionan sobre el despliegue de la guardia nacional

Autoridades de Río Grande City reflexionan sobre el despliegue de la guardia nacional

Por: Ramón Balboa Pedraza

Río Grande City.- El ex alcalde de Río Grande, Rubén Villarreal, dijo que recuerda a la Guardia Nacional jugando un papel silencioso y casi invisible. Recuerda mejor la forma en que se veía su ciudad antes y después de su llegada.

Sentado ahora en su oficina de relaciones públicas, Villarreal recordó los días previos a la llegada de la Guardia Nacional a la frontera en aquel 2014.

“Lo que estaba causando el pánico en ese momento, fue la crisis de inmigración porque muchos de los inmigrantes se escondían en los garajes, se escondían en los patios de las casas y entraban a las tiendas. No eran los típicos inmigrantes de México. Eran inmigrantes de América Central, que no conocían muchos matices de la frontera. Hicieron las cosas de manera muy poco convencional, se toparon con el tráfico tratando de cruzar una calle muy transitada”, explicó el Villarreal.

Un aumento en los centroamericanos que inmigraron a través del sector del Valle provocó el despliegue de 1,000 Guardias Nacionales en la frontera.

Villarreal mencionó que su llegada proporcionó alivio en una comunidad con recursos agotados.

“En una ciudad como Rio Grande City, cuando era alcalde, teníamos dos o tal vez tres oficiales para toda la ciudad. Lo que sucedería comúnmente sería que los inmigrantes se entregarían, así que todavía tengo fotos donde mis oficiales estaban sentados bajo un árbol con 10, 12, 20 inmigrantes esperando que aparezca la Patrulla Fronteriza “, indicó el ex alcalde. “Eso tomaría entre 20 minutos y dos horas. Entonces, en lugar de patrullar las calles, cuidaban a los inmigrantes”.

Villarreal mencionó que la Guardia Nacional estaba allí principalmente para ayudar con la vigilancia y coordinarse con las autoridades que ya están en la frontera.

No se sabe si las tropas volverán a visitar el Condado Starr. Villarreal dice que no se sorprenderá si lo hacen.

“El tema de la inmigración y cómo ha sido una puerta giratoria, tampoco es nuevo”, dijo.
Espera soluciones más permanentes a los problemas que aún afectan los condados fronterizos como Starr.

La orden emitida por el entonces gobernador Rick Perry en 2014 todavía está vigente.

La Oficina del Gobernador nos informa que la misión ahora se titula Operation Secure Texas.

Dejar respuesta